Balance, cuotas y combinadas

La clave a la hora de ser rentable con los sistemas de apuestas combinadas reside en encontrar un buen equilibrio en la variante de apuesta y la cuota de las selecciones que hagamos. De nada sirve utilizar un sistema de 60 subapuestas si las cuotas son tan irrisorias como 1,20 o 1,15. De la misma forma, usar cuota mayores a 5 normalmente supone un riesgo enorme y una probabilidad mínima de que la totalidad de las subapuestas sean aciertos.

Aquellos usuarios que recién empiezan en el mundo de las apuestas deportivas tienden a cometer uno de estos dos errores, por lo que cada dos por tres se dan de bruces con la realidad. Sin embargo, aquellos que llevan más tiempo (y por lo tanto más experiencia) saben que el éxito reside en el equilibrio, como casi todo en la vida.

No importa si tu elección es una apuesta trixie, heinz, yankee, superyankee, etc. Ninguna de ellas es rentable si no tienes al menos un mínimo de aciertos. Lo más inteligente es contar con cuotas que también serías capaz de realizar por separado de forma normal y estas suelen oscilar entre el 1,70 y el 2,5. Esto supone que, aproximadamente, tienes entre un 40 y un 60% de acertar todas y cada una de ellas, un porcentaje que no está nada mal. Con estos valores y siempre que nos sonría la suerte, podremos encontrar un gran filón con este tipo de apuestas.

Otro factor a tener en muy en cuenta es la importancia de tener una mente fría al utilizarlas, ya que tendrás que estar acostumbrado a muchos vaivenes en tus fondos. Si al hecho de que no es nada fácil ser rentable en este mundo le sumamos a que siempre dependeremos de acertar varios eventos a la vez, debemos ser disciplinados y entender que aunque nuestro porcentaje de acierto esté por debajo del 50% (muy por debajo en ocasiones), al final acabaremos obteniendo beneficios. Siempre lo decimos, pero pensar en el largo plazo es algo vital en este sector y en todos en los que el azar tiene un componente, por pequeño que sea.

Dar con un buen balance entre riesgo y cuotas es el Santo Grial de cualquier aficionado a las apuestas deportivas, pero más aún cuando optamos por la variante de las combinadas. Si logras dar con la tecla, tendrás un futuro brillante como pronosticador, eso es algo que te lo podemos garantizar.